EL PROCESO DE TRABAJO DE UN TÉCNICO DE SONIDO AL ASISTIR COMO FREELANCE A UN CONCIERTO MUSICAL

 proceso-de-trabajo-técnico-de-sonido-05

En este nuevo artículo, en el que escribiré sobre el proceso de trabajo de un técnico de sonido que acabáis de empezar a leer, consideré importante hacer un detallado recorrido por todo el proceso de preparación de un concierto o sonorización, para el que nos contratan. Y aunque resulte cotidiano la revisión de todos los aspectos importantes a tener en cuenta, siempre hay algo que a veces se queda en el tintero, y se nos escapa de nuestra previsión inicial.

Es por ello que vamos a hacer un breve repaso de todo lo que acontece desde que nos llaman para realizar esa sonorización hasta el final de la misma.

Los pasos del proceso de trabajo de un técnico de sonido

Contratación y condiciones: Este el paso inicial en el que nos facilitan la fecha y lugar del evento, que tipo de sonorización a realizar como técnico de PA o Monitores, además de algunos detalles por el que debemos preguntar siempre y en todo momento:

  • Rider técnico del grupo o artista en cuestión, además del listado de canales del mismo.
  • Equipo del que se dispondrá para ese día: equipo de PA, monitoraje, mezcladores, microfonía…
  • Personal que nos asistirá en nuestra trabajo, auxiliares de escenario y técnicos que pongan la empresa encargada de hacer el montaje.
  • Hora a la que se será posible asistir para preparar, ajustar y checkear el equipo que vayamos a controlar; cuando será el montaje del backline y cableado de líneas; y posteriormente el momento de las pruebas de sonido.
  • Hora de comienzo y finalización (aproximada) del evento.

Recopilación de información relacionada con el concierto:

Es una fase mas del proceso de trabajo de un técnico de sonido, si no conocemos bien el equipo con el que vamos a trabajar: Recintos, amplificación, procesadores, mezclador… es muy importante informarse en lo posible sobre las características técnicas de los mismos, sobre su funcionamiento, parámetros recomendados por el fabricante sobre su ajuste (en el caso de la Pa o monitoraje). Insisto una vez más en que es importantísimo conocer bien el manejo del mezclador que vayamos a utilizar (en el caso de ser digital), para evitar tener que hacer muchas preguntas al técnico encargado de asistirnos en PA o monitores. Eso es esencial para el proceso de trabajo de un técnico de sonido. En algunos casos no están muy por la labor de explicarnos algunos detalles de la mesa con la que ellos trabajan a diario; y murmuran en algunos casos que no tienes ni puta idea, por tan solo preguntarles sobre cuestiones de operatividad con el mezclador . Y es que hay personas que creen que ya son técnicos de sonido por aprender a manejar un mezclador, o por asistir a 2 seminarios de ajuste de equipos de alguna marca en concreto…, y ven injusto e innecesario que su empresa contrate a un técnico freelance estando ellos disponibles para hacerse cargo por completo del montaje y de las mezclas de los grupos que actúen. Es por ello que si nos dan la posibilidad de elegir entre varios mezcladores a utilizar, nos decantemos por el que mejor conozcamos, y lógicamente el que más posibilidades nos ofrezca.

Es importante igualmente saber exactamente el listado de canales que habrá que cablear ese día, la microfonía, DIs… en concreto de lo que se va a disponer, y la configuración de envíos auxiliares necesarias para el grupo o artista a sonorizar.

Escuchar música del artista a sonorizar: Nos ayudará en gran medida el ver videos musicales y actuaciones en directo del artista con el que tengamos que trabajar, a través de YouTube u otros medios también forma parte del proceso de trabajo de un técnico de sonido. El escuchar las últimas grabaciones del mismo nos mostrarán en gran medida como les gusta sonar cuando interpretan sus canciones. Además de ver la mezcla de las mismas. Y es que en un estudio de grabación tienen todo el tiempo del mundo, para esmerarse en ello, y adornar lo mejor posible las mismas. Pienso que los técnicos de directo, tenemos mucho que aprender de ello.

 

 proceso-de-trabajo-técnico-de-sonido-05Asistir con antelación suficiente al lugar del montaje del concierto. Siempre que sea posible es mejor llegar al lugar del montaje para empezar a realizar nuestro trabajo de checkeo y ajuste con antelación a la llegada de los músicos, para realizar nuestra labor totalmente relajados, sabiendo que hay tiempo suficiente para revisar todos los detalles concernientes al buen funcionamiento del equipo, y ajuste del mismo. El ir acompañado por nuestros inseparables auriculares, el portátil, la tarjeta de sonido externa, además de unos cuantos latiguillos convertidores nos será siempre de ayuda. Es importantísimo igualmente el establecer una buena relación con los técnicos responsables de la empresa de sonorización que ha realizado el montaje. Por último revisar con ellos que todo el equipo necesario presente, nos dará cierta tranquilidad, y evitará sorpresas de última hora.

Chekeo y ajuste del equipo de PA o monitores si es el caso. Llegó la hora de poner “manos a la obra”. Una vez situados delante del mezclador con el que vamos a trabajar y comprobar e informarnos de su patcheo, y organizarnos como vamos a tener los canales situados en el mismo, los buses auxiliares, los buses de efectos y demás, procedemos a continuación a escuchar el estado del equipo de sonido con el que vamos a trabajar: abriendo un lado de PA, “L”, el otro “R”, para comprobar que la señal llega perfectamente a ambos, y que la tímbrica es más o menos homogénea y similar en ambos. (Hay que tener en cuenta que en un lugar abierto sin paredes ni obstáculos laterales) la tímbrica debe ser similar en ambos lados. En cambio si hay obstáculos de diferente característica de un lado al otro, es lógico que hayan algunas diferencias. No se debe en ningún caso salvar esas diferencias ecualizando un lado de pa de forma distinta al otro. Es mejor intentar compensar esas diferencias variando en cierto sentido el nivel de señal de cada vía del equipo. Procederemos una vez comprobado ello a probar que los subs vayan alienados con respecto a la PA, al igual que los frontfills, si hay en este caso. Si hubiese algún refuerzo con retardo, también habría que comprobar situándonos donde estén estos, que esté bien calculado el delay.

Otra fase del proceso de trabajo de un técnico de sonido muy importante, para el proceso de trabajo de un técnico de sonido, es hacer una escucha de algún tema musical por toda las zonas donde habrá espectadores, para prever el que haya una escucha adecuada en todas las zonas.

El utilizar un programa acústico ayudará mucho a ajustar con mayor precisión los delays que tengamos que aplicar al equipo. Nos ayudará igualmente a ecualizar el equipo, inicialmente, aunque luego variemos algunos matices de la tímbrica.

Chequeo de líneas y prueba de sonido: Hacer un checkeo de todas líneas que llegan del escenario es importantísimo, teniendo especial cuidado de que lleguen limpias y sobradas. Si no ocurre esto en alguna línea es que habrá algún problema con el cable con el que se cablea, la base de conexión tienen olgura, o alguna mala soldadura están impidiendo que sea buena la señal que nos llega. Subsanar ello es muy importante para evitar problemas de ruidos durante el concierto, o que tengamos que forzar la ganancia de esa canal en exceso, con lo que podrá aumentar el problema de soplido del mismo.

Una vez realizado ello, si están preparados los músicos, dar comienzo a las pruebas , intentando primero recoger la señal de los micrófonos que mayor señal vayan a tener en el escenario, tomando por ultimo la señal de las líneas; intentando no alargar en exceso el tiempo dedicado a ello. Una última prueba con todo el grupo, nos permitirá establecer la mezcla que creamos en principio idónea para que los temas a tocar inicialmente suenen musicales. Luego iremos variando sobre la marcha según necesidades, una vez de comienzo el concierto. Así pues este es uno más del proceso de trabajo de un técnico de sonido en un concierto musical.

Descansar durante un par de horas, por lo menos, y relajarnos es importante para que nuestros oídos puedan estar operativos al 100%. Tomarnos algo si es necesario, pero no de forma copiosa. Acercarnos al lugar del concierto al menos 15 minutos antes del comienzo del mismo para comprobar que nada, ni nadie ha cambiado algo de lo que hayamos dejado programado en el mezclador. Es importante haber memorizado el show antes de irnos a descansar.

Abrir canales para dar comienzo al concierto: Aunque este detalle no parece importante, recomiendo hacer grupo de MUTES con los canales que NO suelan dar problemas al abrirlo: LINEAS, microfonía con poca presencia de señal en la mezcla… Pero MUCHO CUIDADO con los micros de las voces principales y coros, además de los que recogen algunos instrumentos con mucha presencia en la mezcla. Todos estos en cuestión, los abriría al menos un minuto antes de que empiece el evento, porque podemos llevarnos alguna desagradable sorpresa producida por algún acople de última hora, o ruido de fondo por diferentes motivos desafortunados.

 proceso-de-trabajo-técnico-de-sonido-05

Estar atentos durante todo el concierto. Cuando tienes la suerte de trabajar con músicos de cierta calidad, y además los temas que tocan están muy ensayados, y además disfrutan de una excelente mezcla en monitores, notas que ellos mismos facilitan el que la mezclas tenga pocos ALTIBAJOS, INDESEADOS E INESPERADOS. Pero a pesar de ellos siempre hay alguna línea de instrumento o microfonía que necesita alguna variación durante el concierto tanto de nivel como ecualización. Estar atento en todo momento es muy importante e imprescindible en el proceso de trabajo de un técnico de sonido. Hay que tener en cuenta que durante las pruebas el recinto o auditorio estaba vació; en cambio al comienzo del concierto contaremos con la multitudinaria presencia de público, que habrá inducido una variación importante en los niveles y ecualización adecuados para ese momento. Tendremos que estar muy atento a ello durante el primer tema musical que se interprete.

Finalización del concierto y muteo de canales. Una vez que la actuación del artista haya llegado a su fin, el dejar de fondo sonando algún tema musical, y silenciar los canales, para evitar chasquidos en la PA, y así permitir que los auxiliares vayan recogiendo la microfonía y cableado de señal. LLEGO POR FIN EL MOMENTO DE RELAJARNOS TOTALMENTE.

Os agradezco una vez más el que hayáis dedicado unos minutos a la lectura de este artículo donde he detallado todos los pasos esenciales que forman parte del proceso de trabajo de un técnico de sonido.

Hasta el próximo.

B. Gómez-FILAMUSIC

Más artículos de Filamusic aquí.