Cartelería Digital de exterior: “3 claves para no equivocarse“

Cartelería Digital de exterior

Las 3 claves para no equivocarse con la Cartelería Digital de exterior.

Hoy en día, la cartelería digital de exterior son de los dispositivos en comunicación digital que permiten un gran impacto a nuestro cliente objetivo. Gracias a la revolución IoT, los nuevos dispositivos en publicidad exterior evolucionan con el objetivo de crear una interacción con nuestros clientes. Generando un contenido dinámico, atractivo, interactivo y relevante con la finalidad de sumergir a nuestro cliente y crear una atención del 100%. Puesto que, competimos con un entorno difícil por la gran variedad de información y publicidad que los rodea.

En 2017 se destinaron 45,7 millones de euros para Digital Signage en España, creado una subida del 9,1% respecto a 2016. Y esto va en aumento, por la posibilidades creadas por la cartelería digital exterior y las diferentes plataformas para medir los resultados y rentabilizar la inversión. Sin olvidar, que toda inversión tiene riesgos, cómo las condiciones  climáticas que ponen en peligro el funcionamiento de los dispositivos para hacer llegar el mensaje al cliente. ¿Cómo evitarlo?, hay una serie de recomendaciones que se tienen que seguir al pie de la letra la hora de elegir un producto.

La vía de comunicación más utilizadas son el Mupi o Totem outdoor. Es una estructura, normalmente anclada al suelo o a la pared, que tiene una pantalla de alto brillo y lleva en su interior los elementos necesarios para mostrar el contenido y permitir la interacción, generalmente un PC, un sistema táctil, un lector de códigos, altavoces, una cámara, etc. Estas serían las 3 claves que debemos tener en cuenta:

– Calidad de los componentes: el tótem lleve en su interior componentes de alta calidad, que soporten condiciones climáticas extremas. Nunca hay que confiar en productos excesivamente baratos, porque es muy probable que terminen fallando y nuestra inversión no reporte ningún beneficio.

– Diseño de la estructura: la imagen de nuestra empresa va a ser el tótem, así que hay que ser exigentes y localizar un dispositivo acorde a lo que queremos transmitir de nosotros. Materiales de mala calidad, malos acabados o defectos, van a trasladar una imagen negativa de nuestra empresa.

– Refrigeración: Es n punto fundamental en España, debido a las diferencias climáticas que hay, como los 40C de temperatura o zonas costeras donde la humedad y la salinidad pueden afectar a la electrónica de los componentes. Incluso, el sol y su luz ultravioleta muy elevado afecta a la pantalla y sin olvidar, las lluvias, nevadas, granizo y el polvo de una obra cercana. La refrigeración mediante un sistema de ventilación forzada, coger aire de la calle y hacerlo circular por el interior de la estructura, no son eficaces en el exterior, sólo para interior. A pesar del ahorro de coste y consumo que pueden suponer, se convertirá en  coste elevado por el continuo mantenimiento en filtros, ya que al estar en la calle se ensucian con rapidez y si se bloquean. Hay que tener en cuenta, que el aire caliente de las temperaturas superiores a 35C no enfriarán el interior del tótem. La mejor solución es utilizar un sistema de aire acondicionado que aísla el interior del tótem del polvo y la humedad de cualquier tipo de situación.

Teniendo en cuenta los tres puntos claves, esteremos seguros que a la hora de hacer una inversión no nos equivocaremos y nuestra publicidad llegará a los clientes, manteniendo un punto de contacto con ellos que podremos explotar durante años.

¿Quieres saber que tipo de cartelería digital te vendría mejor? Visita la web de Steel Performance.

Leer más noticias sobre soluciones audiovisuales